Jornadas de Análisis Electoral en la UPO



Estuvimos en la sede de la Universidad Pablo de Olavide de Carmona -una señorial Casa de los Briones- asistiendo al curso de verano "Jornadas de análisis electoral: Las elecciones del 9 de marzo". Y escuchamos atentamente a Julián Santamaría, profesor de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Complutense de Madrid, ex director del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en la etapa de Felipe González y presidente de Noxa Consulting.

Santamaría afirmó que entre el 45 y el 50 por ciento de los ciudadanos de Andalucía cree que el PP es "demasiado radical". No obstante, en estas últimas elecciones, como recordó Santamaría, el PP creció en la parte oriental de Andalucía.

En su reflexión sobre las últimas elecciones generales del 9 de marzo y señaló que algunos votantes "se han desplazado más al centro y han pasado de votar del PP al PSOE y viceversa". Esto demuestra, a juicio del experto, que la barrera ideológica que separa a la izquierda de la derecha se ha "debilitado" y que hay un cierto número de votantes "dispuestos a cambiar su voto en función de las políticas y propuestas del partidos".

Asimismo, destacó los dos rasgos principales que han caracterizado las elecciones del 9 de marzo y que ha sido la creciente concentración de votos en los dos partidos mayoritarios y la desigualdad del voto en las distintas comunidades autónomas. En elecciones pasadas, "cuando un partido político ganaba lo hacía prácticamente en todas las comunidades pero, en esta ocasión, unas se han decantado por un partido y otras por otro", explicó Julián Santamaría, que añadió que esto es consecuencia "de las políticas territoriales que se han venido desarrollando en los últimos tiempos, como ha sido el caso del País Vasco y Cataluña".

Por otra parte, el experto en Ciencias Políticas y Sociología analizó la concentración de votos en torno al PP y al PSOE que viene aumentando desde 1993. En palabras de Santamaría, "los electores han aprendido que desde ese año lo que está en juego en las elecciones es si va a ganar el PP o el PSOE" y esto apunta que el sistema electoral "necesita una reforma".

Pero esta concentración de partidos, apuntó, "ha sido una constante desde 1989, año en el que PP y PSOE acumulaban el 66 por ciento de los votos y el 80 por ciento de los escaños. Actualmente, las dos fuerzas mayoritarias concentran el 84 por ciento total de los votos y el 92 por ciento de los escaños. Por tanto, la diferencia entre un partido y otro ha estado en torno a los cinco puntos, hasta la actualidad que hay una diferencia de cuatro puntos, a favor del PSOE".

A este respecto, el presidente de Noxa Consulting indicó que en estas elecciones el consenso general es que "el PP ha crecido a expensas del PSOE y éste a expensas de los nacionalistas e IU".


Pregunta en la mesa redonde de cierre del curso.

En la mesa redonda tuve la ocasión de preguntarle al Profesor Santamaría, y al hilo de su argumento de que la moderación beneficiaría al PP encontra de lo que pensaban sus estrategas, si una hipotética marcha de la extrema derecha fuera del PP supondría beneficios electorales para el partido de Mariano Rajoy. La respuesta de Santamaría estuvo basada en los datos que maneja de sus encuestas. En 2008 "700.000 votantes del PSOE se pasaron al PP y los que optaron por lo contrario sumaban 400.000 electores" con lo cual una estrategia más moderada del Partido Popular hubiese supuesto posiblemente mayor fuga de votantes del PSOE al PP. Esto quiere decir que si el Partido Popular se moderada de continuo con la ausencia de la extrema derecha podría ver ampliamente sobrepasados los votos que pierde por la derecha con los que ganaría por el centro. Podría beneficiarle, posiblemente. De todos modos aseguró ve imposible en estos momentos una ruptura en el seno del PP.


Noticia en Europa Press
Información del Curso

This entry was posted in ,,. Bookmark the permalink.