Caña a las encuestas, tengan el resultado que tengan


Las referencias indirectas que hacen los políticos hacia el trabajo de "los profesionales de las encuestas" deberían ser denunciadas formalmente por el Colegio Nacional de Politólogos y Sociólogos de España. No es sólo que pongan en duda una y otra vez el rigor científico de los sondeos, es que también denuncian alegremente que politólogos y sociólogos imcumplimos nuestras normas básicas de investigación profesional (código deontológico) y "manipulamos" o dejamos manipular los resultados de nuestras encuestas para que sean usadas como arma arrojadiza contra los adversarios políticos de "nuestros partidos".

La guerra de las encuestas ha dado un paso adelante. La candidata del Partido Popular a la alcaldía de Alicante ha denunciado que las encuestas del CIS que dan por ganador al PP en las elecciones del próximo 22 de mayo pueden estar "más o menos manipuladas" por el Gobierno para "desmovilizar el voto hacia el PP". Y continua la popular razonando que (esas encuestas) "pretenden que el partido, los militantes y los simpatizantes del PP se confíen, que la gente que por primera vez quiere votar al PP se confíe y diga: qué más da, si mira cómo le dan las encuestas, van a ganar".

Pregunto, sin ánimo de ofender a nadie:
1. ¿Acaso tiene encuestas la candidata del PP que no le dan el triunfo al PP en las municipales?
2. ¿Si el CIS hubiese dado resultados "negativos" para el PP estaría intentando movilizar al votante de derechas?
3. Y en ese caso anterior del resultado negativo, ¿denunciaría la candidata del PP a la alcaldía de Alicante al CIS por manipular las encuestas en contra de los intereses del PP?


Parece que hay que "atizarle" a las encuestas, tengan el resultado que tengan. Impresentable.

This entry was posted in ,,. Bookmark the permalink.

1 Response to Caña a las encuestas, tengan el resultado que tengan

  1. Anónimo says:

    Sabe usted perfectamente que las encuestas pueden ser un instrumento electoralista más.
    La estimación de las mismas, conduce inevitablemente a una manera de sesgar subjetivamente el resultado ofrecido.
    Saludos